martes, 1 de noviembre de 2011

FUKUSHIMA... LEJOS DEL FINAL

Central Fukushima
La Central Nuclear de Fukushima I, fue construida en el año 1966, diseñada por la compañía estadounidense General Electric , que funciona bajo el control de la  compañía japonesa TOKYO ELECTRIC POWER COMPANY (TEPCO) [1], esta conformada por un conjunto de seis reactores nucleares situados en la ciudad Okuma, en el Distrito de Futaba de la Prefectura de Fukushima en Japón con una potencia de 4,7 GW, convirtiendola en una de las 25 mayores centrales nucleares del mundo. Por su parte La Central Nuclear Fukushima II, se encuentra localizada en la ciudad de Naraha y Tomioca, en el Distrito de Futaba de la prefectura de Fukushima, conformada por 4 reactores y al igual que la Central Fukushima 1 la administra la Compañía Eléctrica de Tokio, entrando en operatividad ambas a partir de 1971.
                                                                            
Nucleo de la Central Fukushima
El 11 de Marzo de 2011, se produjo un terremoto de magnitud 9.0 en la escala sismológica, teniendo como epicentro la costa nordeste de Japón , esto desató una serie de explosiones (tres en total), en los edificios que albergan los reactores nucleares, se produjeron fallos en los sistemas de refrigeración y liberación de radiación al exterior, esto como consecuencia de los daños producidos por el terremoto y posterior tsunami, en un principio se había informado que no existían fugas de radiactividad y se habían evacuado a los 3mil pobladores en un radio de 3km del reactor [2] horas después se había elevado el radio a 10 km afectando a unas 45 mil personas, luego se extendió el radio hasta 40 km. [3] 
El 11 de Abril, la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial (NISA), elevó el nivel del incidente de 4 a 7 para los reactores 1,2 y 3 nivel máximo, alcanzando el mismo nivel del accidente de Chernobyl de 1986 [4]. Dado la magnitud del incidente,las autoridades niponas declararon el estado de emergencia nuclear, procediendo a la toma de medidas encaminadas a paliar los efectos del accidente, se movilizó a las fuerzas armadas para controlar la situación, y se empezó a suministrar yoduro de potasio a la población, que al ser consumido en su forma estable (yodo 127), limita la probabilidad de desarrollar cáncer de tiroides derivado de la emisión a la atmósfera de yodo radiactivo (I-131).

Los altos niveles de radiación dificultaron las labores de los operarios, y los niveles de yodo radiactivo en el agua de mar encontrado en las inmediaciones de la central, eran 1850 veces mayores que los que marcan los limites legales, también se detectó plutonio fuera de los reactores posiblemente procedente del reactor número 3, el único que trabajaba con ese elemento [5] tras el accidente se detectó yodo radiactivo en el agua corriente de Tokio, así como altos niveles de radiactividad en leche producida en las proximidades de la central [6] una semana después del accidente en California se detectó partículas radiactivas que habían cruzado el océano pacifico procedentes desde Japón pero sin que representaran peligro alguno.

El 16 de Marzo de 2011, Yuri Andreyev (responsable de descontaminar la ciudad de Chernobyl tras el accidente de 1986) sostuvo que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) era “muy cercano a los intereses de la industria nuclear al proceder la mayoría de sus expertos de empresas del sector” además, consideraba al OIEA “muy débil para tratar catástrofes nucleares por su falta de independencia ”después del accidente de Chernobyl le dije al entonces director de la OIEA, Hans Blix que era necesario crear una organización cuya función fuera tratar con accidentes” [7]. El accidente de Fukushima volvió a poner sobre la mesa las posibles consecuencias negativas que la firma del 28 de Mayo de 1959 del acuerdo WHA12-40 [8]. Entre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional de la Energía Atómica (OIEA) pues se considera que dicho acuerdo limita la protección de la salud de los ciudadanos del mundo, en relación con la contaminación radiactiva, se señala que en los países con actividad nuclear los estudios epidemiológicos son casi inexistentes y en ciertos países como Francia, el secreto sobre las actividades nucleares (civiles y militares) es total, este acuerdo supone un conflicto de intereses entre los objetivos de la OMS y la OIEA, según el académico suizo Jean Ziegler (vicepresidente del comité asesor del Consejo de Derechos Humanos de la Naciones Unidas) “el lobby nuclear ha conseguido que la OMS renuncie a ocuparse de las victimas de las catástrofes atómicas” [9].

 

Se puede considerar que la explosiones que se presentaron en los reactores, en un radio de 300 M, del combustible constituido en parte por Mox (formado por una mezcla de uranio mas plutonio) altamente radiactivo almacenado próximo a los reactores están conduciendo a un Chernobyl lento en una zona marítima (La Prefectura de Fukushima), implicando a muchos mas habitantes que la zona contaminada de Chernobyl. Que el emperador casi invisible de Japón se haya mostrado como lo hizo en ocasión de la rendición de su país después de Hiroshima y Nagasaki no es accidental, pues Fukushima representa el anuncio de una revisión radical de las categorías  del riesgo aceptable de “accidente”. No cabe duda de que los ingenieros, los científicos, los técnicos, y los altos cargos institucionales de seguridad nuclear explicarán que van a revisar los procedimientos y prometerán que después de Fukushima nada será como antes, pero eso fue exactamente lo que se dijo después de Three Mile Island (1979) [10] y Chernobyl (1986).

 Se ha criticado en varias ocasiones que el gobierno japonés, permitió que miles de personas se expusieran a dosis de radiación extremas durante los días posteriores al tsunami, tras la catástrofe miles de personas hicieron “vida normal” sin que el gobierno nipón llegara nunca abrir la boca , como si se tratara de un simple daño colateral , una especie de peaje que hay que pagar para así conservar la imagen del gobierno, la supuesta escasa peligrosidad de la industria nuclear y por añadido salvar la imagen de TEPCO.
 
Más de 155 mil personas se han quedado sin casas tras abandonar ciudades como Minamisoma y Naime, según ha publicado el Mainichishimbun uno de los rotativos más importantes de Japón [11], muchos ciudadanos jamás volverán a ver sus hogares, después de que Naoto Kan (ex Primer Ministro), reconociera por primera vez días antes de dejar el cargo que el entorno afectado permanecerá inhabitable durante décadas (sin precisar) debido a la alta radiación. Con el objetivo de deshacerse de la basura tóxica se ha planteado la posibilidad de hacer de la necesidad virtud y aprovechar entonces la situación de Fukushima para convertir el lugar en un depósito de residuos radiactivos.

El portavoz del nuevo Primer Ministro Yoshihico Noda ha señalado que Japón tendrá que gastar unos 2000 millones de euros en las primeras labores de “descontaminación de las áreas residenciales, en la recolección de los residuos y en la limpieza de los terrenos afectados” junto a los más de 100 mil evacuados forzosos, las autoridades han admitido que a lo largo de estos 7 meses más d 55 mil personas han abandonado otras áreas de la Prefectura de Fukushima (que no están dentro de las zonas de exclusión gubernamentales), han decidido marcharse de sus viviendas pro sus propios motivos, una importante razón para ello: la desconfianza.

Muchos podrían cuestionar ¿desconfianza justificada? desde luego, a inicios de Septiembre el Ministerio de Ciencia de Japón, revelo que más de una treintena de lugares, también fuera de la zona evacuada registran niveles de contaminación radiactiva tan altos como los que obligaron a evacuar poblaciones del entorno de Chernobyl ni más ni menos, se sabe ahora que el total de partículas nocivas despedidas tras el accidente es el doble de lo admitido inicialmente por la empresa TEPCO y las autoridades del Japón. Muy recientemente la misma Agencia Japonesa para Energía Atómica (nada proclive a la critica nuclear), revelo que los niveles de radiación registrados en el mar son más de tres veces superiores a los calculados inicialmente por TEPCO la gran Corporación Eléctrica, pues curiosamente la empresa no sumo la contaminación radiactiva que cayo al mar tras ser emitida al aire por los núcleos fundidos de los tres reactores.
 
Tras el accidente, se asevero que ni el terremoto, ni el tsunami, ni las explosiones posteriores habían afectado a los reactores, se supo más tarde, pero gobierno y TEPCO ya conocían esta información, según los expertos y científicos han apuntado tras la situación vivida en Fukushima, que la ubicación de estas centrales ha mostrado ser un problema añadido de seguridad, Fukushima no es Chernobyl se dijo muchas veces y un mes después del accidente el regulador japonés de energía atómica calificaba el accidente como nivel 7 de la escala INES (el mismo que el de la central ucraniana) el científico Franco Barcelonés Eduard Rodríguez Farré lo describió con claridad al referirse “estamos ante un Chernobyl a cámara lenta”. TEPCO, la Corporación Nipona apunto a factores externos imprevibles (terremoto, tsunami, mala suerte), investigaciones posteriores han puesto al descubierto no solo que gran parte de lo afirmado sobre la seguridad de la central era falso sino que inmediatamente después del accidente TEPCO vacilo durante horas, si les convenía o no (por factores capitalistas) inutilizar la planta para siempre.

De los plazos de retorno ni hablar, en contra de lo manifestado el gobierno como se dijo antes  ha reconocido que se tardara décadas en recuperar los hogares, es posible que el gobierno sepa mucho más de lo que dice sobre esto. Con alguna duda incluso en momentos como estos, la industria nuclear asegura que el modelo de reactor de Fukushima es tan seguro como los demás, sin embargo la misma OIEA considera que hay que revisar este tipo de reactores, por lo demás como es sabido, y a pesar de los anunciado sobre el control de alimentos se han registrado casos de carne de vacuno y hortalizas comercializados con altos niveles de toxicidad.

 Hasta cuando habrá que mantenerse alerta con este tema no se sabe, porque no se sabe como acabara, es la diferencia que mencionábamos anteriormente entre Fukushima y Chernobyl. En Chernobyl hubo una explosión y en pocos días se expandió la radiación, en Japón sigue expandiéndose día tras día aunque digan que no, desde el primer día hay mucha radiación y sigue, el cuadro final tardara tal vez más tiempo para poderlo ver, mientras crece la preocupación acerca de si el país desarrollado más endeudado del mundo será capaz de financiar lo que muchos analistas consideran la tragedia natural más costosa de la historia en medio de una recesión, por último hay que destacar que no se trataría de una nube como la Chernobyl donde la mitad de un reactor salto por los aires y el fuego provoco que la radiación subiera a mucha altura en la atmósfera, en Fukushima el proceso esta yendo poquito a poco y a nivel del suelo, además  queda por  establecer el grado de responsabilidad de la TEPCO en la falla de los mecanismos de seguridad de la Central Nuclear durante el terremoto y posterior tsunami.

Referencias

1.- TEPCO es una compañía japonesa de producción, transmisión y distribución de electricidad que suministra energía a la región de Kantón, esta área incluye el Distrito Metropolitano de Tokio, la Prefectura de Yamanashi y la porción Oriental de la Prefectura de Shizuoka. Su casa matriz se encuentra en Chiyoda y también tiene Oficinas en Washington D.C. y Londres, TEPCO es la Compañía Eléctrica más grande Japón y la tercera más grande del tras la Electricite de France y la alemana E.ON.

2.- Emergencia en Planta Nuclear de Japón en http://1ta.reuters.com/article/topnews/idltasie72a0bn20110311 reuters América Latina, Viernes 11 de Marzo de 2.011.

3.- Personal de la Agencia Japonesa  de Seguridad Industrial y Nuclear ha informado que los niveles de radiactividad son mil veces superiores a los normales en: El Mundo: http://elmundo.es/elmundo/2011/03/76948.html

4.- Chernobil: tragedia interminable en:

5.- Detectado plutonio en el suelo en varios puntos de la Central de Fukushima en: http://el país.com/articulo/internacional/detectado plutonio/suelo/varios/puntos/central/ Fukushima/elpepunit/20110328elpepunit_2/tes

6.- Hallar restos de yodo radiactivo en el agua corriente de Tokio en http://www.el mundo.es/elmundop/2011/03/19/internacional/1300520442html

7.- Responsable de descontaminar Chernobil dice que no se aprendió de los errores, ABC 16/3/2011 en http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=738267
No se han aprendido los errores de Chernobil 16/3/2011 en http://publico.es/internacional/366429


9.- Fukushima y Chernobyl desafían a la  OMS, por Gustavo Capdevila, en IPS, 26 de Abril del 2011 en http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=98063


11.- Javier Salas, “Fukushima ya ha dejado sin hogar a 155.000 japoneses” publicó 10 de Septiembre 2.011, pp 34 – 35.



/LEON CARMEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total