viernes, 25 de mayo de 2012

UN ERROR CUESTA MUCHO



Desde la República de Colombia se viene desarrollando un conflicto por controlar el poder político y militar, que permita a esta nación, superar muchas dificultades que se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para todos, incluso para Venezuela. Eso sin mencionar, que recientemente se firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos que profundizará ésta crisis.
El mapa que se observa a la izquierda, parte superior, especifica el departamento en donde el colega periodista francés Roméo Langlois corresponsal de France 24, quien por imprudencia, según la declaración dada por el ministro de Defensa de Colombia Juan Carlos Pinzón, fue impactado por una bala en su brazo y secuestrado en un lugar llamado La Unión Peneya, del municipio La Montañita. Este Departamento, está ubicado al suroriente de Colombia y su capital es Florencia. Conformada por grandes ríos, como el Ajajú, Yari, El Caguan y el Orteguaza, todos navegables por pequeñas embarcaciones. Allí hay pocos caseríos indígenas ubicados al margen de los grandes ríos. Su área poblada se encuentra hacia el extremo occidente del citado departamento, conformado por sus 16 municipios.
Retomando la narración del ministro de Defensa colombiano Pinzón, indicó que no se sabe porque Langlois, tomó la decisión de quitarse el chaleco y el casco, que le había proporcionado los militares durante el desarrollo de éste plan de ataque. Al recibir el balazo pues se quitó esta indumentaria militar para parecerse ante la FARC como un civil. Hasta donde se sabe, existen unas normas establecidas que, sí un periodista se encuentra bajo una zona de conflicto, debe tener puesto su uniforme reglamentario, en este caso el uniforme azul de prensa. Ahora cabe preguntarse, ¿porqué no estaba usando la vestimenta que regularmente usa un periodista? ¿A caso fue una estrategia política - militar con el fin de que Langlois quedase fácilmente prisionero de la guerrilla? ¿Langlois fue presionado por los militares para que se quitara su uniforme reglamentario de prensa y se colocara el uniforme militar? ¿Qué tendrá que ver la milicia colombiana con éste hecho? De estas preguntas, se derivan algunas respuesta, como que, sí fue Langlois, quien admitió quitarse el uniforme de manera voluntaria, pues él, es responsable de lo que sucedió, ahora, sí él, fue presionado por los militares, para que se cambiara de vestimenta, es la fuerza armada colombiana la responsable de éste “incidente”. Estas son algunas -tal vez insignificantes- preguntas, pero que pudieran dar cabida para ahondar en este caso, que está enmarañado cada vez más.
Realmente, esta cuestión se tradujo como un fatal error, ya que al dirigirse hacia donde estaban los guerrilleros, pues fue puesto prisionero. Era obvio, que al no conocer sobre el comportamiento militar frente a una situación de esta naturaleza, pues quedaba prisionero. Se deduce esto, a partir de que fue él mismo quien voluntariamente se quitó su uniforme, violando el mismo reglamento –quizás conocido por él-. Esta información, se manejaba el día 28 de abril de 2012, sin embargo, el 30 del mismo mes, Pinzón, teorizaba sobre que el periodista, estaba en manos de la FARC, es decir, que aun no estaban seguros.    
Para el 1 de mayo día internacional del trabajador, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) en sus siglas en ingles,-fundado en 1981- es una organización protectora de periodistas, ubicada en Nueva York y, pidió al las FARC que liberasen sin ninguna condición a Langlois. Para el 3 de mayo día mundial de la Libertad de Prensa, desde distintos lugares del mundo pedían la liberación de Langlois. Ahora, sabiendo que la tecnología y las comunicaciones, son tan avanzadas y, que todos por igual tienen acceso a estos medios comunicacionales, como es la telefonía e internet, la FARC mediante Twitter, admitió tener al periodista francés, dejando claro que pronto será liberado sano y salvo.  Nuevamente vale preguntarse, sí la guerrilla usa las redes sociales para comunicarse ¿Por qué no monitorean la señal y emprenden un ataque masivo? ¿Si Langlois está en manos de las FARC, porque las versiones vienen cambiando diariamente? ¿No será esto un show periodístico?
Foto: Noticias 24.
Con mayor extrañeza, según “informó” Pinzón el día 8 de mayo, que el periodista había firmado un “documento” en el que liberaba de cualquier culpa al ejercito, si algo le llegase a ocurrir. Lo extraño, es que se conoce este supuesto documento, 12 días después del incidente. Ahora, si es posible pensar que el ejercito, tiene algo que ver con semejante hecho o también es factible pensar, que Langlois esta bajo las FARC, porque seguramente sabe de algún dato importante de las Fuerzas Armadas de Colombia. El caso es que es cada vez mas enredado.
El 13 de mayo la Cruz Roja, se manifestó sobre la pronta liberación de Langlois, quien está como “prisionero de guerra”, sin embargo, no se refiere a la supuesta violación al reglamento de ser periodista, en cuanto a que no tenía su uniforme oficial, además, tampoco se manifiesta sobre el porqué el periodista, se quitó el uniforme, o acaso fue obligado hacerlo por los militares. El día 14 Las FARC reiteraron que entregarían Roméo Langlois. La información fue dada a María Cristina Rivera, vocera del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Colombia, que bajo la petición de las FARC, exigen una comisión formada por la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, un delegado del presidente electo francés, François Hollande, y el CICR y finiquitar la liberación.
El 17 de mayo, el actual presidente de Francia François Hollande, designó a un representante, para que participe en la comisión encargada de tramitar la entrega del periodista Roméo Langlois. Y el 18 del mismo mes, la CICR exigió a las FARC agilizar la entrega del periodista, ya que está conformada la comisión antes exigida por dicho movimiento, para la entrega de Langlois. Sin embargo, para el 22 de mayo, la canciller colombiana María Ángela Holguín, señaló que el gobierno teme porque se politice el caso de Langlois y, genere algunas consecuencias que entorpezcan las relaciones ente ambas naciones. A la par de las  declaraciones de Holguín, el día 23 de mayo, el embajador de Francia en Colombia, Jean-Pierre Vandoorne, instó a la FARC a entregar lo más pronto posible a Langlois. Lo cierto de todo, es que hasta ahora, los medios siguen vendiendo publicidad, sea por radio, television, prensa escrita y on line, entre otrso y Langlois sigue en la espera de su rescate.  

BENEDICTA SANCHEZ

Véase más en:


    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total