domingo, 29 de abril de 2012

COLOMBIA ¿QUIEN GANA, QUIEN PIERDE?



Las pasadas elecciones, celebradas el 30 de octubre del 2011, dejo a la capital colombiana con un nuevo alcalde, el izquierdista y ex-rebelde Gustavo Petro, mientras, el que fue su partido el polo democrático alternativo  desapareció del mapa electoral. A la vez, candidatos cuestionados por tener supuestos lazos con políticos condenados por paramilitarismo se alzaron con triunfos en los comicios regionales en el que los colombianos eligieron a 32 nuevos gobernadores y alcaldes para 1102 municipios y cientos de concejales, diputados provinciales y ediles para el periodo 2012-2015.

Se puede considerar como ganadores, obviamente al alcalde Petro (quien asumió el cargo el primero de enero de este año), y también al actual mandatario Juan Manuel Santos, quien sigue contando con una amplia base de apoyo regional , del otro lado los  perdedores serian el izquierdista polo democrático alternativo y el ex presidente Álvaro Uribe(2002-2010), ya que al menos de los siete aspirantes que contaron con el apoyo abierto de Uribe (como Enrique Peñalosa que aspiraba a la alcaldía de Bogotá), cinco de ellos perdieron. Petro, un abogado de 51 años, logro obtener la alcaldía de Bogotá con su movimiento de simpatizantes de izquierda llamado “progresistas” que fundó en marzo del año pasado luego de separarse del Polo, el partido que gobernó Bogotá en los últimos cuatrienios (12 años).

Los escándalos de corrupción en la capital colombiana, que fueron denunciados por el mismo Petro, le pasaron al Polo Democrático Alternativo la cuenta de cobro, pues el Polo que tenía hasta el pasado 30 de octubre el gobierno de Bogotá (considerada la joya de la corona por ser el distrito electoral con mayor cantidad de habitantes y presupuesto), y una gobernación (la de Nariño) tras los comicios no consiguió elegir a ningún alcalde o gobernador. La derrota es la consecuencia de una crisis profunda por acusaciones de corrupción que conllevo a la suspensión del alcalde Samuel Moreno, entonces podría considerarse perfectamente entendible como un voto castigo por parte del electorado.


Los resultados, significaron el final de la alianza entre Santos – Uribe y un nuevo panorama político con el ex presidente Uribe ahora en la oposición, sobre todo si el presidente Juan Manuel Santos sigue adelante con la “Ley de Victimas” enmarcada en la restitución de tierras a los desplazados, cuyo éxito puede estar influenciado en la cooperación que desde las autoridades locales tenga el gobierno nacional. 

León León Carmen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total