lunes, 31 de octubre de 2011

sábado, 29 de octubre de 2011

EL PODER OCULTO (SEGUNDA PARTE)

La guerra es la paz.
La libertad es la esclavitud.
La ignorancia es la fuerza.
George Orwell.

Llegamos a la segunda y ultima parte de este artículo. Ya examinamos brevemente algunos aspectos de nuestra vida que no son tan nuestros.

Valga una aclaratoria: las bonitas siglas que todos conocemos OEA, ONU, UE, INTERPOL, FMI, BM, BID, DEA, CIA, FBI, AID, USAID, SIP, NED, HaMossad leModi'in v'leTafkidim Meyuhadim (MOSSAD) entre otras, serán tratadas con más detalle posteriormente.
Continuamos:



¿Cuántas personas utilizan Internet?

He aquí un resumen de distribución de usuarios de la Red:

Todo el Mundo
588,92 millones
África
5,2 millones
Asia y Pacifico
160,55 millones
Europa
202,66 millones
Medio Este
5,2 millones
Canadá y EE.UU.
188,98 millones
America Latina
26,33 millones


Todas las redes que se conectan a Internet lo hacen voluntariamente, nadie controla Internet. Todo lo que se publica en Internet es de dominio público. Internet prometía ser un sistema libre, verdaderamente democrático y sin castas. Pero existe un pequeño problema: una entidad alojada EE.UU. que controla la creación de puntos de entrada a Internet. Hoy Internet está controlado por la empresa californiana ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) que administra la Red y atribuye, por ejemplo, los nombres de dominios (el .ve de Venezuela o el .es de España). Su función es catalogar y entregar licencias a toda persona o institución que desea participar de la red.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook; reúne datos de más de 500 millones de usuarios. QZone calcula tener 480 millones de usuarios chinos, Orkut posee ya 120 millones.

Larry Page, fundador de Google, el motor de búsqueda más usado en el mundo puede monitorear millares de búsquedas al día. Steve Jobs, el fundador de Apple, llevó la red a cualquier sitio y a cualquier hora con dispositivos como iPad e iPhone. Jimmy Wales, creador de Wikipedia, y Jack Dorsey, creador de Twitter, cambiaron la forma como nuestra especie se comunica, acumula y transmite información.

Blogger y WordPress hacen posible que estés leyéndonos ahora.

Arinc y Oackley Network, contratistas privadas del complejo industrial militar proveen hardware y software de monitoreo de Internet, manejan y forman a la policía nacional de Colombia en espionaje electrónico.



Julián Assange, editor del sitio WikiLeaks dijo que: "Facebook, es la máquina más terrible de espionaje que se ha inventado nunca". Las conversaciones e información privada contenidas en esta red social son usadas en Inglaterra y Norteamérica para detener personas por “fomentar protestas y otros ilícitos”. La "guerra contra el terrorismo" da carta blanca a países como Estados Unidos y Gran Bretaña para obtener un mejor control de la población.

El poder de estas compañías se ha puesto en evidencia cuando los gobiernos de países como Libia o Egipto se tambalean y caen digitalmente primero y luego en la realidad. China toma el control de los servidores locales y bloquea accesos que considera peligrosos.

Cada paso que damos en la Red, deja huellas. Hay motores de búsqueda (Google, Yahoo, etc.) que pueden inventariar e incluso copiar gran parte de la información acumulada en los sitios Web. Estas compañías pueden permitir el acceso a sus bases de datos sin ningún requerimiento judicial, y sin que los usuarios se enteren. Hay programas de espionaje que utilizan varias agencias gubernamentales en Estados Unidos (especialmente el llamado Carnivore) que rastrean inmensas cantidades de mensajes electrónicos o monitorean las conversaciones en millares de salas de chat.


Carnivore (Carnívoro en español) es muy parecido al Facebook actual, la CIA coloca cualquier nombre en este sistema y automáticamente (a través de al red) podían saber a que se conectaba la persona, que páginas visitaba, que gustos tenía y peor aun, que contenidos tenían los sitios Web en que ingresaba, de eso creaban fichas las cuales reagrupaban por bloque con personas similares. Eso puede explicar porque hay películas de Zuckerberg y no de los creadores de algún antivirus o algún encriptador digital efectivo.

Uno de los casos más recientes y graves de robo de información personal ocurrió cuando apenas hace unos mese un hacker logró obtener datos (incluyendo números de tarjetas de crédito) de 77 millones de usuarios de la red de juegos en línea de la consola Playstation.

Echelon es el sistema de espionaje más grande conocido, inventado en los años 70 por la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU.). Puede monitorear por satélite todas las comunicaciones por teléfono, celular o computadora del mundo. El Rendon Group tiene acceso al Sistema Echelon

Actualmente la moda son los llamados cloud providers, éstos podría almacenar casi el 80% de la información. Consiste en que el equipo del usuario contenga sólo un mínimo sistema operativo, mientras que los programas, datos y aplicaciones residen en una red externa. O sea, su información estará disponible en la red, no en su computador.

Pero todo esto se resuelve apagando el computador ¿verdad?... Pues no.


Antes de la aparición de estas nuevas tecnologías, en el siglo XIX la prensa ya era considerada el "cuarto poder'. No entraremos en los oscuros detalles de años y años de desinformación, desorientación e idiotización a que se nos ha sometido. Basta recordar las revelaciones hechas por dos periodistas del Washington Post (Cari Bernstein y Bob Woodward) sobre Watergate en 1974, que culmino con la dimisión del presidente Richard Nixon, la participación de la ITT en el golpe contra el Presidente Allende, la niña kuwaití (esta muchacha que en su vida había pisado Kuwait, porque era la hija del cónsul de Nueva York y había estado toda su vida en EE.UU.) que hizo llorar a la ONU y provocó la guerra del Golfo, las imágenes de Puente Llaguno o la reciente toma de la Plaza Verde en Libia con escenografía fabricada por Aljazeera.

Rupert Murdoch, de acuerdo con la revista Forbes, ocupa el lugar número 13 entre las personas más poderosas del mundo, antecedido sólo por los jefes de Estado de las grandes potencias.

Disney, Time Warner y Viacom pasan más tiempo con nuestros hijos que sus maestros. Las telenovelas, series, comedias y comiquitas crean, modifican y refuerzan los patrones morales y sociales de la mayoría de los poseedores de un televisor.

Los noticieros crean círculos de noticias donde se citan, parafrasean y vuelven a citarse en una interminable maraña de autorreplicaciones. Reuters Group Limited, Associated Press, Agence France-Presse, La Agencia EFE, The Associated Press, United Press International, Cable News Network (Cadena de Noticias por Cable), mejor conocido como CNN son verdaderas maquinarias de creación de matrices de opinión mundial retroalimentadas.

BIENVENIDOS A LA GUERRA DE CUARTA GENERACIÓN…

Y hablando de guerras…


MÁS INFORMACIÓN:
http://www.mundocruel.com/20090115374/noticias/facebook-es-un-invento-del-fbi-para-espiar-a-los-ciudadanos-del-mundo-entero.htm
http://humanleaks.com/2011/02/12/cuidado-con-facebook/
http://qmunty.com/blog/2011/06/03/claves-de-manipulacion-mediatica-iv/
http://lared.wordpress.com/2008/04/06/%C2%BFquien-controla-internet/
http://jofi.lacoctelera.net/post/2011/08/31/libia-toma-la-plaza-verde-fue-toma-cinematografica
http://es.wikipedia.org/wiki/Agencias_de_informaci%C3%B3n
http://es.wikipedia.org/wiki/Echelon
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=20954



La guerra mueve dinero… muchísimo dinero…

Cuando el aparato político y militar se dio cuenta de esto nace lo que se conoce como “Economía de guerra” o “Keynesianismo militar”. Efectiva en la Alemania nazi y en Estados Unidos. Esta forma de estructurar las economías permitió fortalecer un grupo de empresas que actualmente tienen injerencia en la vida (literalmente) de la mayoría de la población mundial. Proveen desde el arma que el delincuente común usa para atracar en el bus hasta el misil que puede borrar un barrio completo.

Han creado redes de distribución tan complejas que llegan a abarcar mafias internacionales, grupos subversivos, bandas de narcotraficantes, grupos paramilitares, prisiones, delincuentes comunes, guerrillas, ejércitos formales incluidos sus altos mandos e incluso civiles que no saben que trabajan para ellos. Los amos en este terreno son:

Lockheed-Martin, una de las empresas más grandes del complejo industrial militar de Estados Unidos. Se dedica a fabricar armamento, tecnología y hasta aviones de guerra.
ArmaLite, fundada en 1954 nace como la División ArmaLite de la Corporación Fairchild Engine and Airplane. Se encarga de producir el fusil de asalto M16 y la carabina M4.
La Taas o Israel Military Industries Ltd. (IMI), son fabricantes de armas, municiones y juguetes de alta tecnología usados principalmente por los ejércitos de varios países.
La ZID (iniciales en ruso para "Fábrica Degtiariov”) rebautizada luego de la "Guerra Fría" como "Fábrica de construcción mecánica de Kovrov" (KMP) o "Fábrica Degtiariov de Kovrov" produce las ametralladoras Kalashnikov, los lanzagranadas RPG-7, misiles anticarro, los subfusiles Kashtan AEK-919K y AEK-971.

Dyn Corp International, y otras compañías de mercenarios perteneciente también al complejo industrial militar. El Departamento de Estado la financia con millones de dólares para proveer de pilotos, técnicos y apoyo logístico a ejércitos de varios países en Medio Oriente y Suramérica.

La abogada e investigadora Eva Golinger ha dado a conocer una extensa serie de datos que demuestran claramente como operan estas multinacionales y el apoyo que reciben de los organismos internacionales.

La lucha contra las drogas y contra el terrorismo es el gran invento de Estados Unidos para someter al mundo, derrocar gobiernos que atenten contra sus intereses, quitar o poner dirigentes como Milosevic o el régimen talibán, establecer bases militares en Ecuador, Colombia o Perú. La meta final es el dominio (necesario para ellos) de los recursos naturales y el control de los diversos movimientos sociales que cometen la herejía de poner los intereses de su país por encima de los de las grandes potencias.

Las victimas directas o indirectas de los negocios de estas empresas se cuentan por millones.

No se puede negar que General Motor gana más que Dinamarca, que Toyota supera el PIB de Noruega, que la Groupe Volkswagen supera de lejos a Pakistán o que Nestlé podría comprar a Nigeria. Incluso British Petroleum supera a Venezuela en ganancias mundiales. ¿Se puede cuestonar tanto poder?

MÁS INFORMACIÓN:
http://www.cee-chile.org/publicaciones/revista/rev08/re08-3.pdf
http://www.aporrea.org/tiburon/n140293.html
http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article580
http://www.avizora.com/publicaciones/guerras/textos/0077_complejo_militar_industrial_cmi_parte_uno.htm
http://www.avizora.com/publicaciones/guerras/textos/0077_complejo_militar_industrial_cmi_parte_dos.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Keynesianismo_militar
http://es.wikipedia.org/wiki/Complejo_industrial-militar
http://hdr.undp.org/en/reports/global/hdr2010/papers/HDRP_2010_17.pdf
http://tatuytelevision.blogspot.com/2011/03/la-otan-tiene-licencia-para-matar-por.html
http://www3.diputados.gob.mx/camara/content/download/216564/545077/file/expediente19web.pdf

¿EXISTEN MANUALES PARA DOMINAR AL MUNDO?

Créalo o no...  EXISTEN.

No nos referiremos a los famosos, antisemitas y trillados “Protocolos de los sabios de Sion” (en ruso transliterado Protokoly Sionskij Mudretsov, usualmente abreviado como Sionskie Protokoly), publicado por primera vez en 1902. Esta burda falsificación de la Okrana, la policía política de la Rusia zarista, tenía como fin justificar ideológicamente los pogroms a los judíos. Ya en 1803 había aparecido una versión incompleta de este libro en el periódico Znamia, de San Petersburgo, dirigido por un antisemita militante llamado Kruschevan, pero investigaciones más recientes descubrieron en el British Museum la raíz de “Los Protocolos”; un libro de Maurice Joly atacando a Napoleón III llamado "Dialogue aux enfers entre Montesquieu et Machiavel".

Hablaremos de un libro conocido como “The Report from Iron Mountain”.



EL INFORME DE IRON MOUNTAIN: “SI NON E VERO, E BENE TROVATO”.

El Informe de Iron Mountain es un libro publicado en 1967 (durante el gobierno de Johnson) por Dial Press.

La versión oficial afirma que es una falsificación perpetrada el año 1967 por un grupo de “graciosos y fanáticos” para dañar la imagen de J.F. Kennedy, Robert McNamara y del mismo Lyndon Johnson.

La versión extraoficial alega que es un estudio autentico, clasificado “Top Secret” para determinar los problemas con los que se enfrentarían los países (especialmente EE.UU.) si el mundo se trasladara de una era de guerras a una edad de paz estable y permanente a solicitud del entonces Secretario de Defensa, Robert McNamara, miembro del Consejo de Relaciones Exteriores y la Trilateral y ex-presidente del Banco Mundial.

El nombre se debe al refugio de supervivencia nuclear llamado “Iron Mountain” donde un grupo de estudio especial de quince expertos se reunían.

Uno de esos expertos, un profesor de una universidad del Medio Oeste decidió darlo a conocer arriesgando su vida. Su nombre: John Doe (Fulano de Tal).

En 1996 Leonard Lewin (The Free Press, Nueva York) dice ser el autor, tratando de “tranquilizar” a la población.

La novelesca legitimidad del texto puede cuestionarse, pero su aplicación práctica es tan real hoy en día que, “si no es verdadero, está bien contado

“El sistema de guerra, a pesar de toda su repugnancia subjetiva para importantes sectores de la “opinión publica”, ha demostrado su efectividad desde el comienzo de la historia escrita; ha brindado las bases para el desarrollo de muchas civilizaciones durables e impresionantes, incluyendo aquella que hoy es dominante”.

Según el Informe somos una sociedad violenta. La guerra es el principal motor de las sociedades impulsando avances militares y no militares (económicas, políticas, sociales, culturales, científicas, ecológicas) indispensables para su estabilidad y supervivencia. Llega a la conclusión de que la guerra, o un sustituto creíble para la guerra, es necesario que los gobiernos puedan mantener el poder. Por tanto la paz no estaba en el interés de una sociedad estable. La guerra es una parte de la economía y es necesario concebir un estado de guerra para una economía estable. Además la guerra también cumple la función vital de desviar la agresión colectiva.

“La determinación de los niveles mínimos y óptimos de destrucción de vida, propiedad y recursos naturales como requisito para lograr la credibilidad de una amenaza externa, lo que resulta esencial para funciones políticas y motivacionales”.

También recomienda "juegos de sangre" y que el gobierno cree enemigos alternativos para mantener a la población en pánico, incluyendo reportes de especies exóticas (incluso extraterrestres) y contaminación fuera de control. Otra propuesta fue la reinstauración de la esclavitud.

“Algunos observadores consideran que el precio de la paz es simplemente demasiado elevado”.

Puede descargar el informe completo en la siguiente dirección:
http://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/esp_sociopol_ironmountain14.htm


Como hemos podido observar, aun de manera superficial, las redes del poder oculto son confusas, amplias y preocupantes. Identificarlas ayuda a proteger nuestros recursos, nuestros países e incluso nuestras vidas. CUESTIONAR TODO ES UN DEBER DEL SER HUMANO.


MÁS INFORMACIÓN:
http://es.wikipedia.org/wiki/Los_protocolos_de_los_sabios_de_Sion
http://en.wikipedia.org/wiki/The_Report_from_Iron_Mountain   (EN INGLÉS)

JAVIER CONTRERAS
ILUSTRACIONES: J. CONTRERAS / ARCHIVO PROPIO

viernes, 28 de octubre de 2011

USAMA BIN MUHAMMAD BIN LADIN






El 10 de diciembre de 1978 el príncipe Turki Al Faycal, quien fuese director de los servicios secretos saudíes, reclutó a Osama Bin Laden, para que se encargara de gestionar todo lo relacionado en materia económica respecto a las operaciones que la CIA estadounidense emprendería en Afganistán, con una inversión de 2.000 millones de dólares, para así lograr la caída de la Unión Soviética, que libraba una guerra en este país centroasiático. Bin Laden un hombre conocedor de la religión islámica, aplicó, junto a fundamentalistas islámicos armados, el concepto de manera práctica conocido como la Jihad, que significa guerra santa, contra los soviéticos.
Bin Laden experto de esta situación mediante la CIA, comienza en diciembre de 1979, una movilización de sus adeptos, al ver que tropas soviéticas estaban invadiendo a Afganistán[1] y, a partir de ese momento se proclama en todo el mundo una guerra santa. Esta grandiosa  estrategia desarrollada por Bin Laden, le muestra a los Estados Unidos como se podía incursionar en estos espacios sin tener que caer en confrontaciones de otra naturaleza en estas naciones, es decir, que si había irrupción de forma directa y sin justificación religiosa, pues no se lograría tener los resultados deseados. Se mostró ante el mundo que la situación del Medio Oriente, corría un gran riesgo de imponerse otra tendencia religiosa y en consecuencia el socialismo soviético que detestaban los norteamericanos.
Bin Laden sólo era un importante “conejillo de india”, para los Estados Unidos durante ésta guerra, porque conocían de este tipo de cultura religiosa practicada en el Medio Oriente, y desde allí precisan con buenos ojos éste camino para lograr imponer su guerra no convencional desde terceros y con una perspectiva distinta. Estados Unidos buscaba un poderío político, social y principalmente el militar, que serviría de advertencia para otras naciones que intentaran imponerse o retarlos.

La manipulación desde los Estado Unidos, ante Bin Laden fue tan grande que logró que árabes y musulmanes se aliaran de forma voluntaria al lado de afganos que enfrentarían a las tropas soviéticas. En realidad era todo un show “sociopolítico”, que mostraba ante el mundo, una ex Unión de República Socialista Soviética (URSS) muy perversa y diabólica por su modelo político socialista aplicado a estos pueblos. Desde esta mirada los Estados Unidos, proyectaba ante el mundo, mediante los aliados medios de información internacionales, una imagen de una entidad benévola ante los pueblos más desfavorecidos. Fue una imagen que se fue importando por todo el mundo en aquel tiempo histórico y Bin Laden –de manera indirecta- contribuía para que la sociedad aceptara que el único que podía salvar a la sociedad del socialismo soviético, eran los Estados Unidos. Las ansias de poder imperial y control del planeta de esta nación, veía con recelo la primacía creciente –en aquel momento- que demostraba la unión soviética y, por ello Bin Laden y sus aliados árabes y musulmanes, como los entes que pondrían freno, no solo a la penetración en Afganistán, sino también hacer ver ante el mundo, la maldad de la nación soviética que debía caer o desintegrarse. Hubo un gran apoyo con rebeldes de Arabia Saudita y Pakistán, logrando la Mujahideen “guerreros santos”, quienes logran la caída del Muro de Berlín en febrero de 1989.

La manipulación hecha por Bin Laden y el poder militar norteamericano a los rebeldes afganos, provocó un sentimiento al creerse los “guerreros santos” pensando que habían obtenido una victoria para ellos, dándole gracias a Alá y al Islam, situación que en verdad era una mentira, porque los Estado Unidos, pretendían era imponer su poderío militar frenando la expansión de la unión soviética. Bin Laden y sus mercenarios fueron burlados por los mismos entes que los comandaban, porque la pretensión final de Norteamérica era reservar estas tierras para su futura crisis –que hoy vive-  
Luego de “la victoria que Bin Laden y los rebeldes logran” con el apoyo norteamericano, reclamó en su favor y sus ideas, un apoyo económico destinado a alargar esta “guerra santa”, para la recluta de soldados y su entrenamiento, porque creía que de esta manera la historia se podría cambiar, así como ocurrió al ver que la unión soviética había caído. Bin Laden viejo militar de origen islámico, había sido engañado por los Estados Unidos[2]  y, ni siquiera Arabia Saudita y menos Pakistán que antes los habían apoyado, pensaron que esto se revertiría, es decir, que lo subestimaron. Para Bin Laden la derrota de la unión soviética, viene a motivarlo para seguir la guerra santa por todo el mundo.

Lo interesante de todo es que miembros del grupo radical egipcio -Al - Jihad al-Islami, como fue Ayman al-Zawahiri (1951 -), participante del asesinato del Presidente Anwar el-Sadat (1918-1981) de Egipto en 1981- creen en los ideales de Bin Laden y se unen su causa, declarándose a favor de su gesta llamada luego por los mismo Norteamericanos y las cadenas informativas como “terrorismo”. Bin Laden y los miembros del grupo egipcio antes referido, aceptaron la manifestación rebelde como única vía por la cual podían lograrse recursos económicos para la “guerra Santa”, situación que luego de alcanzado el objetivo, rechazó los Estado Unidos. 

Norteamérica lo que mayormente le interesaba era logar la caída de la unión soviética y principalmente, evitar que estos espacios geográficos fueran tomados por la extinta nación socialista. Desde esta confrontación se logró crear en el mundo un temor y rechazo al socialismo y que se aceptara el capitalismo. El temor que desde distintos medios e instituciones afines a los Estados Unidos y la iglesia católica, sirvió para rechazar la política de los rusos que intentaban fundar un régimen laico (no religioso) en el país musulmán de Afganistán. Los Estados Unidos, le interesaba era derribar a todos los enemigos fuertes y que lo combatían para que al momento de de incursionar sobre otra nación, no hubiese rechazo de la ONU, UNESCO, OEA y otras organizaciones porque implicaría llevar una guerra y, como es bien sabido, el gasto militar en esta nación es opulento en todo el mundo y debía frenarse, ya que la crisis capitalista estaba en pico de zamuro –a punto de reventar-.
Con estas pequeñas razones bastante increíbles pero ciertas, se puede entender porque los Estados Unidos protegió en su momento a Bin Laden (1957- ), si era guerrillero combatiente y hombre de fuerte palabra entre sus aliados rebeldes que combatieron durante la guerra contra la unión soviética, pues Bin Laden para los Estados Unidos, fue el mercenario perfecto porque así los militares de la nación norteamericana no tendría que ordenar o delegar acciones de manera directa, sino a través de Bin Laden.

En los años 90, cuando la crisis capitalista imperial del mundo obligaba a las naciones a asumir el neoliberalismo, se observaba de manera infinita las posibles soluciones. Frente a esto que se llama invasión imperial, Bin Laden, pregona entre los suyos –y al resto del mundo la intromisión norteamericana- la cual era una irrupción a la tierra santa del Islam en Arabia. Los Estados Unidos eran los mismos enemigos, por cuanto solo querían era proteger las riquezas foráneas para cuando llegara el momento de tomarlas, no tener a fuertes combatientes.
Para que Bin Laden, fuese rechazado en cualquier lugar del mundo, los Estados Unidos y países europeos aliados de esta nación, mediante una campaña “informativa” crean una mala imagen y la de sus ideales, calificándolo de ser terrorista, lo cual implicaba una gran preocupación para toda la seguridad del mundo, principalmente los intereses de estas naciones capitalistas. Fue tanto que Arabia Saudita en 1994 le retiró la ciudadanía sadí; más tarde en Sudán (1996), debió huir pronto a Afganistán, por la presión internacional contraria a sus ideales, pero el régimen talibán lo aceptó. Según investigaciones en Afganistán, Bin Laden con nuevos campos de entrenamiento y reclutas de todo el mundo, adopta el nombre para su organización, de Al Qaeda tomada del libro del Corán. Lo cierto de todo es que la ideología de Al Qaeda, difiere generalmente de la interpretación normal y mayoritaria que se lea da a los textos de El Corán. En 1998, Bin Laden reitera la convocatoria en nombre de la religión musulmana, bajo el nombre del Frente islámico Internacional, llamando a una Yihad no solo contra los militares estadounidenses sino civiles de ese mismo país y judíos, porque se percató de la traición que los Estados Unidos le había hecho.
Bin Laden se considera un “fatua” o intérprete de la ley y, desde esta concepción el interpretaba este libro. La expresión “Al Qaeda” -profesa la religión  Jihad (Yihad) también conocida como “guerra santa, practicante de la “Fe del Islam”, refiere algo así, como “la base”, es decir, una organización de origen árabe de proyección internacional y terrorista. Éste ultimo termino de terrorista, fue una definición de carácter denigrante y peyorativa muy elaborada gracias a las “agencias internacionales de información” que viciadas de intereses al gobierno norteamericano, la calificaron así[3]. Estas son algunas de las razones que “justifica” este grupo para imponer en el mundo una religión que desvincule a la sociedad occidental del disfrazado liberalismo, que no es otra cosa que la usurpación de ideologías y paradigmas contrarios a los profesados por el Islam.
Esta tesis Norteamérica que alega la existencia de Al Qaeda, pues ha servido de puerta y enlace bélico para invadir las tierras del Medio Oriente, por considerar que tal grupo se convierte en una amenaza para el mundo, una gran mentira porque francamente lo que buscan es la penetración llamada por ellos como “ guerra preventiva” mediante la instalación de bases militares y la movilización de tropas a distintos y estratégicos lugares de la geografía mundial y, de ésta manera, comenzar en estas naciones un nuevo proceso cultural con la llamada “democracia”. Adam Curtis en un documental titulado “El Poder de las Pesadillas” revela que tal red terrorista no existe, que solo es un invento de los Estados Unidos para justificar la invasión a estas  naciones[4]. El tamaño que Al Qaeda posee a nivel mundial, ha sido el resultado de la magnificación hecha por los distintos “medios de comunicación” y la misma industria cinematográfica de Hollywood, aliados de los Estados Unidos y Europa. Se puede estimar, que son tantos, como lo manifiestan los medios, pero pudieran ser unos pocos, o nada. Las especulaciones relucen de forma significativa, porque el cine norteamericano, la televisión y el video, han hecho que Al Qaeda, sea tan grande y tan mala como los mismos Estados Unidos. Incluso si hacemos un poco de historia reciente, Al Qaeda se hizo famoso por los “atentados del 2001. Según los “medios de información” como CNN, el 11 de septiembre del 2001”, los miembros de este grupo terrorista, secuestraron cuatro aviones en los Estados Unidos, y todo el cuento que ya ustedes saben[5]. Esta es la versión norteamericana la cual sirvió para que las empresas cinematográficas de hollywood, crearan guiones y elaborar películas para seguir difundiendo mediante este medio lo horrendo de Al Qaeda.
De acuerdo con investigaciones de carácter riguroso y científico, han podido precisar que tanto los aviones que se estrellaron con las torres gemelas, el pentágono y en Pensilvania, fue una maniobra norteamericana, cuyo propósito fue acelerar la intromisión e injerencia en las naciones más prominentes en recursos minerales en el mundo y, en consecuencia apoderarse de estas, lo cual le permitiría poder afrontar la crisis de la “religión capitalista” que hoy sufre los embates sociales y de la misma naturaleza.
Detrás de todo esto, Al Qaeda es entonces una creación del gobierno de Estado Unidos, con el fin de poder lograr el apoyo de otras naciones con los mismos intereses capitalistas; también se desprende otra posible tesis, acerca de que los Estados Unidos ha sido el creador de todos estos videos, donde los grupos terroristas –así calificados por ellos- se les “manifestaban o revelaban”, es decir, que ellos crearon todo esta estructura de –supuesta- “información” a través de los distintos “medios de comunicación” algo que se califica de mentira, pero, de esta manera los Estados Unidos ha podido gestionar ante el congreso y demás instancias político militares de esta nación y otros países, la aprobación de recursos y apoyo de otras naciones para aflorar invasiones a otros estados ricos en recursos naturales como el medio oriente, caso reciente el de Libia.  

Bin Laden, pudo constatar que había sido usado y desechado por los norteamericanos, quienes creyeron que no sería peligroso. Sin embargo, él conocía mucha información sobre los norteamericanos, en torno a la guerra en Afganistán y la CIA. Bin Laden al ver que las tierras que él defendió con todas sus ganas para mantener una independencia e injerencia de otras naciones poderosas, era solo una farsa, porque veía como los Estados Unidos, debido a la guerra del golfo pérsico contra Irak, ya estaba instaurando bases militares británicas en territorio de Arabia Saudita. A raíz de este conflicto bélico internacional auspiciado por los Estados Unidos, buscando apoderarse del petróleo en Irak, Bin Laden emitió la primera interpretación del Corán, donde revela a los Estados Unidos como el enemigo a vencer e insta a los musulmanes de Norteamérica a asesinar militares de ese país. 

El temor de Estados Unidos a Bin Laden no era por ser un terrorista como ellos lo llaman, era principalmente porque él, quien había sido ente de la CIA, conocía mucho sobre la actuación de tal instancia de inteligencia norteamericana y de la actuación del poder militar durante ésta guerra y, por supuesto no les convenía a Estados Unidos que se conociera esta realidad.
Desde entonces el conflicto-tesis que inicialmente fue visto como un apoyó proporcionado por los Estados Unidos a los afganos para impedir la invasión rusa, se precipita, ya que con ojos abiertos, se aprecia que las intenciones de Norteamérica, no había sido esa, fue un “apoyo”, destinado a resguardar para el futuro las riquezas de estas tierras y para satisfacer sus necesidades comerciales más adelante.
Esto ha sido –y será- una lucha de tendencias, que aunque actualmente no esté en la palestra periodística de las agencias internacionales de “información” pues sigue ahí. El conflicto bélico desarrollado por Estado Unidos y ahora la OTAN, se acelera ya que la desigualdad social en todo el planeta se acrecienta y, estos que se creen dueños del mundo, ahora están desesperados por ampliar su poderío en estas tierras donde las riquezas minerales del mundo abundan.  

Tanto el Islam –forma de gobierno sustentada en los libros del Corán y el Edith-  como también el capitalismo –política imperialista de carácter vertical que busca mediante guerras posesionarse de riquezas de otras latitudes- son tendencias radicalmente opuestas. La primera bajo preceptos religiosos busca “transformar al mundo”; la segunda mediante discursos guerreritas e injerencista y atemorizadores, basados –diría yo- como una nueva forma de religión, buscan que el mundo “adore” a los Estados Unidos, ya que son quienes poseen un poderío inmenso -fruto de la usurpación de recursos de otras naciones más pobres-./
Benedicta Sánchez

 Notas:

[1]Chossudovsky Michel (23/09/2001). Osama Bin Laden: Un guerrero de la CIA. Centro de investigaciones sobre globalización. Tomado de: http://www.globalresearch.ca/articles/CHO109G.html
[2]Como la CIA entrenó a Osama bin Laden (14/10/2001). Socialist Worker. Pág. 2. Tomado de: http://socialistworker.org/Obrero/002/02_OsamaBinLaden.shtml  
[3]La historia de Al Qaeda y la vida de Osama Bin Laden. (Citado el 26/10/2011) tomado de: http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/12223464/La-historia-de-Al-Qaeda-y-de-la-vida-de-Osama-Bin-Laden.html  
[4]Dornbierer Manú (31/05/2005). La red terrorista Al Qaeda de Bin Laden no existe. Red Voltaire. Tomado de: www.voltairenet.org/a125341
[5]Los atentados del 11 de septiembre de 2001 (31/08/2010).  Tomado de: http://www.salonhogar.net/11_Septiembre/indice.htm


EL PODER OCULTO (PRIMERA PARTE)

El mundo se divide en tres categorías de personas: un pequeñísimo número que hace producir los acontecimientos; un grupo un poco más importante que vigila su ejecución y asiste a su cumplimiento, y, en fin, una vasta mayoría que jamás sabrá lo que en realidad ha acontecido.
Nicholas Murray Butler.
Miembro del Council on Foreign Relations.

El sistema de valores sociales imperante se basa en “tener”, no en “ser”. Esta lógica social nos permite identificar a quienes dicen tener el poder político de los países pero no a los entes generalmente sin rostro que realmente ejercen ese poder: las Grandes Corporaciones, el Complejo Militar, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el G20, el G8, el grupo Bilderberg, el Banco Central Europeo o el Foro Económico Mundial. Su influencia ha superado a la de los estados políticos desde hace mucho tiempo.
Financian y controlan la mayoría de poderes públicos en casi la totalidad de los países lo que los convierte en poderes de facto, supranacionales y supralegales.
Por esto, la administración del mundo ya no es ejercida por gobiernos “electos legal y democráticamente”, si creemos eso no podemos ser más ingenuos. Todas las doctrinas y teorías políticas de los últimos siglos (desde el derecho divino monárquico a Rousseau) han sido desplazadas por una realidad mucho más oscura.
Las sucesivas crisis del capitalismo han revelado quienes son los verdaderos amos detrás del poder. Hemos visto como estos grupos financieros e industriales transnacionales, sociedades ocultas e instituciones afectan en secreto la vida de millones de personas según sus intereses.
Nadie los eligió, nadie conoce sus interrelaciones y muchas veces no se conocen sus propietarios, pero sus decisiones afectan la vida de pueblos enteros y abarcan al planeta completo, mientras el poder de los Estados solo tiene influencia local.
En el artículo “Desarrollo endógeno y empresas transnacionales en la globalización” el profesor de la Universidad del Zulia Carlos Añez describe de manera sencilla como la globalización económica impulsada por las empresas transnacionales afecta el sistema productivo de desarrollo endógeno.


Este artículo puede descargarse en la siguiente dirección:

¿CÓMO SE SOMETE AL MUNDO?

Todo comienza con adueñarse de ciertos factores necesarios y comunes a toda sociedad e individuo. Veamos algunos:


Nuestra sociedad necesita fuentes energéticas cada día en mayor proporción pues su consumo va en aumento. Si esa fuente no es renovable, quien la posea tiene el poder. Desde el siglo pasado la mayor fuente de energía y materia prima para productos petroquímicos es el petróleo y ese hecho marca la economía mundial.
Generar electricidad y encontrar combustibles alternativos se ha hecho indispensable para las industrias. Controlar este proceso se hace imprescindible para los grandes poderes.
En los años setenta un consorcio de compañías privadas que Enrico Matthei llamó Las Siete Hermanas lograron controlar el 85% de las reservas petroleras mundiales. Estas compañías se fusionaron y hoy se conocen como Exxon-Mobíl, Chevron y British Petroleum, Su poder solo se vio afectado con la creación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) integrada por Venezuela Irán, Kuwait Arabia Saudita, Irak (miembros fundadores), Libia, Ecuador, Nigeria, Argelia, Emiratos Árabes, Angola y Qatar.
Hoy la OPEP controla el 45% de la producción y más del 75% de las reservas.
Por esto compañías como Halliburton y las ya mencionadas transnacionales hicieron, hacen y harán todo lo posible para adueñarse de estos recursos. La primavera árabe no debe verse de manera aislada de esta situación y la reciente crisis de Libia (junto al magnicidio de Muammar el Gaddafi) así lo confirma.
La búsqueda de fuentes de energías alternativas y seguras continúa como una guerra oculta que la mayoría desconocemos.

MÁS INFORMACIÓN:





Según el Banco Mundial el aumento en el precio de los alimentos fue de 80% en los últimos tres años, llegando a 150% en ciertos países. El temor cierto a una hambruna planetaria causó una ola de descontento social en el mundo.
Rai Patel, miembro de la organización Food First, se dedicó a investigar que había detrás de estos hechos y descubrió que una serie de malas cosechas, el aumento en la producción de biocombustibles y la demanda desmedida de proteínas en los países desarrollados, sumado al reducido apoyo a los productores para beneficiar a ciertas corporaciones internacionales han llevado a muchos países al borde de la inanición.
Comprar el kilo de los cultivos en céntimos y vender el producto final en varios dólares se ha convertido en el negocio perfecto para esas empresas. En medio de este negocio quedan los pueblos que no pueden acceder a los nutrientes básicos y si algún gobierno trata de impedir esto sufre las consecuencias. Recordemos el caso de la United Fruit Company, en Guatemala. Cuando el presidente Jacobo Arbenz intentó una reforma agraria en su país, la CIA organizó un exitoso golpe de Estado en 1954 que costó 200 mil victimas.
Hoy en día las corporaciones dueñas de nuestros alimentos (El Cártel Global de Alimentos como los llama Richard Freeman) son la Cargill Incorporated, la Compañía Louis Dreyfus de París, la André de Lausana, la Bunge Limited, la Nestlé y la Continental de Granos de Nueva York.
Como olvidar a la Monsanto, productora de agroquímicos desde la Guerra de Vietnam y pionera en materia de semillas genéticamente modificadas. Marie-Monique Robin (autora del libro y documental El mundo según Monsanto) y Dan Glickman (secretario de Agricultura de EE.UU. durante el periodo Clinton) develaron el verdadero poder de esta corporación.

MÁS INFORMACIÓN:




Nada nos preocupa más que la salud. Quien controle las curas de las enfermedades controla a la sociedad entera.
Históricamente las empresas dedicadas a la salud se han visto involucradas en prácticas más que dudosas. Recordemos a la Bayer y su papel en la creación del Zyklon-B para el gobierno nazi.
Cuando el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) apareció en 1980 se pudo apreciar por primera vez como una enfermedad puede ser utilizada para discriminar individuos y aterrorizar a una civilización completa.
Por primera vez se debatieron los Aspectos Comerciales de los Derechos de Propiedad Intelectual (TRIPS, por sus siglas en inglés) en el área médica y la Organización Mundial del Comercio (OMC) entró en conflicto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) al fijar derechos de patentes tecnológicas por 20 años incluyendo medios de diagnóstico, vacunas y medicamentos. La Declaración de Qatar en 2001 permite la creación de versiones genéricas de medicamentos patentados (el sólo uso de una marca puede elevar 1.000% el precio de un medicamento genérico).
Eventualmente aparecen una serie de influenzas y otras enfermedades sin precedentes en los estudios médicos, pero se sigue gastando más en publicidad que en investigación.
Los amos del área de la salud son Johnson & Johnson, Pfizer, Roche, Glaxo SmíthKtein y Novartis. Todas envueltas en controversias que rayan en lo criminal.
La reciente pandemia de virus AH1N1 solo sirvió para oscurecer más el panorama, como lo muestra Alex Jones y otros. El Tamiflu se convirtió en el principal medicamento para tratar la gripe aviar a pesar de que no están seguros de su eficacia. El anís estrellado común de nuestras cocinas y dulcería criolla es su principal ingrediente. Aun así la Ley de Propiedad Industrial permite al laboratorio reservarse la fórmula del Tamiflu hasta 2015.
La hermana Teresa Forcades i Vila, doctora en medicina y Monja Benedictina española, denunció hace un par de años a la industria farmacéutica mundial en relación a la Gripe AH1N1 incluyendo el supuesto "accidente" donde se creó una mezcla que contenían el virus de esa gripe.
 

MÁS INFORMACIÓN:

Y ÉSTE ES SÓLO EL COMIENZO
CONTINUAREMOS PRONTO
Javier Contreras

Páginas vistas en total